Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2011

Cocineros a los Pinos


En días pasados, tal vez algunos de ustedes leyeron en las redes sociales algo de un movimiento llamado; “Cocineros a los Pinos” ¿Cómo salió?  A partir de un amigo llamado Enrique Farjeat, el cual en twitter recriminaba al Sr. Presidente el  recibir en los Pinos (Casa Presidencial Mexicana, que además, por sexenios, tuvo chefs extranjeros) a la selección mexicana de futbol, la cual había conseguido el titulo mundial de mejor selección del mundo por debajo de los 17 años…  por su puesto, yo me opuse, estaba y estoy a favor de ese tipo de “reconocimientos” para los deportistas, artistas y demás personas que me hagan sentir mas orgulloso de ser mexicano, ¿populista? Sí, pero que más populista que la cocina en sí misma… pero en fin, el tema no es ese… después de varios dimes y diretes, a alguien se le ocurre darle forma a esta “pelea” tonta entre nosotros y el presidente; Claudio Poblete, a este periodista se le ocurre pensar esta propuesta: Cocineros a los Pinos… ¿Qué es? No es política, creo yo, no es sacar provecho de nada que beneficie a unos, es sacar provecho de lo que deberíamos de ser como industria y tratar de dignificar a tanta gente que hace que nosotros podamos cocinar, el unirnos para el reconocimiento del Gobierno Federal hacia la industria, hacia la gente que logro semejante reconocimiento ante la UNESCO (que como digo en publicaciones anteriores, se pagaron sus viajes solos) a darle el valor a unas raíces, a apreciar lo que somos, lo que comemos y a donde vamos como industria. A tener a alguien que realmente nos represente por lo que somos, para una organización de reconocimiento federal, para que la SEP no certifique los planes de estudios de escuelas patito de gastronomía, ¿Quién será el encargado de verificar esos planes ? ¿Realmente habrá quien sepa y valide a estas escuelas que no manejan ni el mínimo indispensable para enseñar gastronomía? ¡¡Ojala no hagan lo mismo con la carrera de medicina¡¡ ¡¡es igual de grave¡¡ nos van a matar¡¡ ni higiene les enseñan¡¡ … todo esto tiene que ser regulado por gente profesional, ¡que sepa¡ aprovechémonos y hagamos que alguien se haga campaña con nosotros… usemos a la industria como motor de desarrollo económico del país (ver el vuelo del águila)  y ya por fin demos ese salto como potencia, ¡porque lo somos¡, al menos en gastronomía… ¡¡no nos pueden ganar¡¡ generamos mucho dinero en impuestos¡¡ somos una industria fuerte¡¡ hagámonos oír… ya hacía falta que alguien le diera continuidad esto…. Es una realidad, el futbol en un solo juego como el de hace 15 días, deja a la ciudad una derrama económica de 480 millones de pesos y ratings records de audiencia… negocio es negocio, y aun el gobierno no se da cuenta del negocio que somos nosotros y mas aun, la herencia que dejaremos y el futuro que viene para el mundo de la gastronomía… ¿yo? Se lo dejo a ellos, yo no he hecho nada aun por la gastronomía ni hice nada por los beneficios que tengo hoy en día gracias a ella… La gente experimentada, que ha hecho tanto por estos logros, la gente que me ha enseñado y me enseña día a día, es la que tiene que hacerse oír y sentir… yo mientras oiré, apoyare y trabajare, para algún día hacer algo por mi país y mi cocina, y que la gente se sienta orgullosa de mi, como yo me siento orgulloso de esa gente, de los cocineros, los campesinos, pescadores y tanta gente que hacen de mi cocina algo especial.

miércoles, 6 de julio de 2011

Congresitis

¿Alguien sabe cuántos congresos, expos y eventos relacionados con el vino y la gastronomía se realizan al año en el país? La verdad es que son tantos que ya ni se. Que la feria del vino de no sé dónde, expo no sé qué, congreso de tal… y así me puedo seguir. No digo que esté mal, al contrario, van (si tienen para pagar) productores poco conocidos a lugares que tal vez no se sabía que existían, conocemos gente, compartimos, aprendemos, nos pasean, nos preparan cosas que jamás habíamos comido y acabamos en lugarcitos que a falta de la exposición, nadie los conoce y que valen la pena. Ahora, vamos a ver… ¿realmente todos estos congresos valen lo que dicen? ¿La gente que va, realmente encuentra lo que busca?.. Este es otro lado de la gastronomía sobre explotado y sobre vendido, ojo, no está mal eh,  yo para eso trabajo,  lo malo, como siempre, es lo chafa, lo cutre y mal hecho, que algunos ni organizados están y todo acaba siendo un fiasco, la gente sale  inconforme por lo que pagó. Las conferencias pueden ser muy provechosas siempre y cuando la selección de los ponentes sea la correcta,  a veces desafortunadamente se empalman horarios de conferencias muy interesantes, los espacios de “auditorio” (por que luego solo son cosas improvisadas y sillas mal acomodadas) son pequeños, ¿y la comida que venden? ¡¡ por Dios¡¡¡ no pasa de hot dogs y hamburguesas, no es que debiera de haber restaurantes de mantel… pero es un congreso gastronómico¡¡¡, súbanle 2 rayitas y sean congruentes ¿no? ¡¡Además, caro y malo!!! ¿98 pesos un paquete de hamburguesa, refresco de lata y papitas?  ¡¡ah¡¡ más el estacionamiento si es que traes  coche!...otra vez, como siempre, no generalizo. ¿Realmente a la gente, o estudiantes les conviene  la explotación desmedida de esto? Yo siempre que voy, veo a la misma gente, los mismos expositores…  digo ellos qué culpa tienen si es lo que les venden, además les cobran un dineral por un espacio minúsculo,  ¿los pequeños productores tendrán para pagar su stand? al final es triste ver que no venden todo y se tienen que regresar con sus cosas, pagando fletes o sobre equipaje …y otra cosa,  las ferias no son en Tijuana y Cancún... lo peor de todo es que la mayoría se hacen en el centro del país.  Yo me pregunto y les pregunto a los estudiantes: ¿qué les conviene más? ¿pagar por un congreso o pagar por un buen libro?, ¿qué les enseñará más?, ¿de dónde aprenderán más? Luego lo mejor de esas ferias son las edecanes y el chupe que regalan¡¡¡  aunque también los estudiantes , su interés es comer y chupar, ganarse premios de Pepsi, Corona y Bacardi y salir con una  bolsita llena de folletos, plumas y todo objeto promocional, pero ¿ la escuela  debería orientar a los alumnos? ¿Por qué no dejarles un trabajo de investigación? hasta en estos congresos se lucra con el estudiante, luego los precios son infames,  ya con las escuelas a las que van algunos tienen ¿no? luego en unas, si son estudiantes ni gratis te dejan entrar ¡¡¡Ustedes son los futuros empresarios y chefs que decidirán  las compras de los lugares!!!  ¿No piensan en esto? pues no, al dueño de la expo qué más le da, y repito, no generalizo… yo les pido valorar… ¿qué necesitamos más?, ¿expos o libros?,  ¿qué les dejará más en futuro... congresos o libros?.
Sólo es una llamada de atención a despertar y saber discernir a dónde debo ir y si debo pagar o no. Lo malo es que no existe un calendario global, ni el que publicó el Reforma a principios de año, porque los eventos siguen surgiendo al paso del tiempo. Y por último... ¿qué prefieren? ¿ahorrar y hacer un viaje al extranjero a un congreso para abrir mente o pagar por varios congresos locales? como siempre…  cada quien.